sábado, 23 de julio de 2011

MARC LEVY: “Los hijos de la libertad”[1]


Marc Levy (1961), escritor de éxito en Francia con varias novelas publicadas en la última década, con esta obra (2007), realiza un giro en su obra anterior al narrar de forma novelada la historia de su padre y su tío, Raymond y Claude Levy, de origen judío y los cuales, en edad adolescente, se incorporaron a la Resistencia en la 35ª Brigada de la ciudad de Toulouse, denominación con la que fue bautizada por su fundador, Marcel Langer, en recuerdo de la unidad donde había combatido en la Guerra de España. 

Narrada de una forma amena la acción describe el compromiso, las relaciones personales del grupo y las acciones clandestinas para minar la operatividad de las fuerzas alemanas ocupantes: sabotajes a las instalaciones industriales, a los transportes ferroviarios, instalaciones eléctricas, atentados contra oficiales nazis,… El libro supone también una denuncia del colaboracionismo francés, la actitud cobarde y oportunista de los estamentos que intentaron revestir de una cierta legalidad la situación de ocupación con la anulación de los derechos civiles de la ciudadanía y al papel represor de la milicia en la persecución hacia los sospechosos de colaborar o participar en la Resistencia.

Lucha solidaria, valentía para enfrentarse a las situaciones límites y sufrimiento por los amigos detenidos, caídos, encarcelados o fusilados van apareciendo a través de las páginas del libro hasta que, la detención de ambos, les llevó a conocer en sus propias carnes la crueldad implacable del enemigo.

Itinerario del "Tren fantasma"
Cuando la liberación del territorio francés parecía inminente, los hermanos Levy, junto a otros 150 prisioneros, fueron sacados de la prisión Saint Michel de Toulouse y conducidos hacia la estación donde se unieron a unos 400 prisioneros procedentes del campo de Le Vernet, ente los que figuraba un grupo destacado de republicanos españoles. Emprendieron un largo y terrorífico viaje hacia Alemania, en el que pasó a conocerse como el “Tren fantasma”[2], el 2 de julio de 1944 y que acabó el 28 de agosto en el campo de Dachau, tras un recorrido errático en el que los deportados tuvieron que soportar unas condiciones extremas y los ametrallamientos de la aviación aliada. Durante el trayecto más de 200 prisioneros consiguieron evadirse[3], entre ellos varias decenas consiguieron escaparse del tren el día 25 de agosto en los alrededores de Sorgues: dos de estos evadidos fueron los hermanos Levy.

“Los hijos de la libertad” se convierte en un ejercicio de recuperación de la historia familiar, un fenómeno común a los hijos y nietos de quienes vivieron aquella situación extrema, los cuales, al profundizar en la experiencia de la generación que les precedió,  reafirman los valores imperecederos de justicia y libertad.   




[1] Edición en castellano en Roca Editorial Libros, S. L. Barcelona, 2011 dentro de la colección “rocabolsillo/ficción”
[3] En el libro “Itinerarios e Identidades. Republicanos aragoneses deportados a los campos nazis” he dedicado unas páginas a la treintena de aragoneses deportados en el “Tren fantasma” de los que varios consiguieron evadirse durante su trayecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario