sábado, 23 de julio de 2016

DOMINGO CALVO TERRADO: a un siglo de su nacimiento

22 de julio, una simple fecha del calendario, pero en este 2016 se cumple el centenario del nacimiento, en Ejulve, de mi padre Domingo Calvo Terrado. Hijo de un matrimonio humilde formado por Joaquín Calvo y Manuela Terrado, fue el cuarto de los cinco hijos de mis abuelos que tenían el domicilio en la casa que hoy disfrutamos en el barrio de San Pedro junto al Horno Viejo. Niñez y juventud, la de mi padre, en un entorno rural tradicional donde acudió a la escuela y se fue incorporando a la vida laboral realizando trabajos como mozo jornalero contratado por algunas familias para realizar faenas de temporada. En uno de ellas aprendió el oficio de barbero que mantendría a lo largo de su vida.

Sus hermanos Pedro Joaquín y Manuel estuvieron vinculados con los republicanos ejulvinos que deseaban un cambio político capaz de superar las viejas estructuras de poder controladas por un reducido grupo de familas que ejercían el control económico, social e ideológico de la sociedad ejulvina. Una época llena de esperanzas liberadoras, pero también de miedos ante los cambios que se vislubraban. Así se iban definiendo las posiciones ideológicas de unos y otros con algunos episodios conflictivos: denuncia al alcalde por permitir un “mitin comunista”, alguna reyerta ideológica y hasta vecinos amotinados cuestionando la autoridad municipal.,... En este contexto, los hermanos mayores de mi padre se vieron envueltos en alguno de ellos, como en el escándalo de faldas entre un sacerdote y una maestra local y que sacudió a la sociedad ejulvina dividiéndola en defensores o detractores de las personas implicadas.

Se produjo el golpe de Estado que desencadenó la Guerra española. Aquel 18 de julio, mi padre estaba a punto de cumplir sus 20 años y el acontecimiento le marcó ya para siempre. Sus hermanos se hicieron de la CNT y Pedro Joaquín formó parte del Comité Local. Todos los hermanos lucharon en las filas republicans contra el ejército franquista. Mi padre fue a parar al frente de Madrid de donde volvió con amistades que perduraron toda la vida, anécdotas, miedos y un tatuaje en el brazo izquierzo de una joven, cuyo significado nunca nos llegó a explicar, dejándonos en la incógnita de saber si fue un simple capricho fruto del aburrimiento en las trincheras de la Ciudad Universitaria o si el dibujo correspondía a un mujer real.

Acabado el conflicto bélico, que no el humano y el ideológico. Mi padre permaneció encerrado en un campo de fútbol madrileño durante varias semanas, junto a centenares de soldados republicanos. Explicaba que durante los tres primeros días los pasaron sin recibir alimento alguno, hasta que los hicieron formar y les dieron una pequeña lata de sardinas en aceite. Recordaba que aquellas sardinas, al comerlas sin pan que las acompañase, se deslizaban por la boca y “bajaron directamente al estómago sin notar el gusto que tenían”. Algún chusco de pan suplementario, conseguido en la fila gracias a los “¡Viva la Virgen del Pilar!” que le hizo gritar el oficial encargado del reparto le ayudaron a pasar aquellas jornadas hasta que le permitieron volver a casa.

Alguna vez nos explicó su viaje hasta la ciudad de Teruel y cómo, desde allí, fue acercándose hacia Ejulve: por la carretera de La Zoma llegó sobre el medio día y la mujer que lo reconoció le conminó a que se pusiese detras de ella, “para que no te vean los cabrones que cada día salen al Pie de la Torre para ver si volvéis alguno del frente”. Atemorizado se dirigió a casa donde recibió las primeras noticias de la situación en se hallaba el pueblo desde que había sido tomado por los nacionales a finales del mes de abril de 1938 y las circunstancias en las que se encontraban sus hermanos: los dos mayores estaban detenidos y Pablo su hermano pequeño, de la quinta del biberón, estaba en un campo de trabajo. Si a ello sumamos que mi abuela Manuela había fallecido durante la guerra, el panorama era desolador.

Después de comer se presentó al Ayuntamiento donde ya lo estaban esperando. Fue recibido con risas e insultos por las nuevas autoridades y uno de ellos le dijo “¡Hombre Domingo, ya has venido! Tendrás mucha hambre atrasada cuando has ido a casa, antes de pasar por el Ayuntamiento”. Mi padre contestó algo parecido a esto: “no he pasado hambre nunca hasta que me han detenido y me han tenido varios días sin comer...”. No tuvo tiempo de acabar la frase, puesto que uno de ellos (¡para qué recordar su nombre!) de dió una bofetada que a punto estuvo de tirarle al suelo. Rabia, impotencia y humillación es lo que sintió mi padre en aquel momento y, con los puños cerrados, un juramento interno recorrió sus entrañas. De allí fue conducido a una improvisada prisión en una de las casas de la Plaza, donde permanecían hacinados un grupo de ejulvinos retornados, como él, del frente. Sólo la intervención posterior de un militar hizo entrar en razón a aquellos desalmados que ostentaban la autoridad local sin ninguna legitimidad, conminándoles a fusilarlos o a trasladarlos a una prisión que reuniese una mínimas condiciones peró afirmando, con rotundidad, que no podían continuar en aquella situación.

Mi padre formó parte del contingente de soldados republicanos que fueron obligados a repetir el Servicio Militar. Primero estuvo destinado en Teruel y posteriormente en Zaragoza. Entre la Guerra y el Servicio estuvo ocupado, como otros muchos, cinco largos años que consumieron buena parte de su juventud. Mientras, la maquinaria represiva del franquismo siguió actuando contra la población derrotada. Pedro Joaquín fue encarcelado, posteriormente se decretó su destierro de la provincia de Teruel, no pudiendo regresar a Ejulve y se instaló en Caspe. Manuel, que había sido detenido en Alicante, también fue encarcelado y, tras haber sido sometido a un jucio sumarísimo que nada tuvo de justo e imparcial,acusado de haber estado a las órdenes del Comité local, fue condenado a muerte. Su ejecución tuvo lugar el 14 de agosto de 1941 y su asesinato fue uno más de los miles que se llevaron a cabo, durante aquellos años, por el nuevo régimen fascista en la capital aragonesa. Mi padre se encontraba en Zaragoza realizando el servicio militar y esperaba diariamente la publicación de la lista de fusilados y aquel 14 de agosto, al comprobar que su hermano había sido ejecutado, sintió dolor y una rabia immensa, però al mismo tiempo se vió liberado del temor a ser llamado para participar en el fusilamiento de su propio hermano.

Cuando regresó a Ejulve siguieron años de trabajo y de recomponer la vida en medio de aquel ambiente de posguerra. A principios de 1949 se casaron mis padres y mi madre, Aurelia Gascón, tuvo que asumir un situación complicada por la enfermedad en la que cayó mi padre, la muerte de mi abuelo Joaquín y el nacimiento de mi hermano a finales de 1949. Dificultades de todo tipo que fueron superadas gracias a que la familia de mi madre se volcó en su ayuda....

No recuerdo con exactitud en qué momento de la niñez comencé a tener conciencia de la propia historia familiar, pero conservo claro el recuerdo de las conversaciones en la barbería que regentaba mi padre en una de las sala de nuestra casa y así lo recogí en la introducción de mi libro “Itinerarios e identidades. Republicanos aragoneses deportados a los campos nazis”:

Sigo sin comprender muchas cosas de las que ocurrieron. Personas muy cercanas sufrieron mucho, la historia personal está llena de silencios, de zonas oscuras que nadie me ha aclarado, de resentimientos contenidos y también, de amistades que perduran por encima de los cambios y enfrentamientos generacionales. Las conversaciones oídas, en la barbería de mi padre, fueron la primera clase de historia, de sociología y de política, al final de los años 60. Según quienes esperaban, sentados en las viejas sillas de anea, se hablaba de la Guerra que todo lo cambió, de la Guerra que trajo la desgracia a tantas familias, de la Guerra que expulsó a tantos, de la Guerra de los muertos, de la Guerra de los vivos, de la Guerra en el frente, de la Guerra que trabó perdurables lazos de amistad,… La conversación podía cortarse de repente: alguien se había incorporado al grupo y, tras unos segundos de silencio, casi sin transición, sin cambiar el tono ni la intensidad, quizás alzando un poco más la voz, se pasaba a hablar de la cosecha de cereal, del tiempo que hacía, de los corderos que tenía “tal o cual”, de lo bien que le iba a “fulano” desde que se había ido a Barcelona y que “zutano” se estaba preparando todo para irse a trabajar a la SEAT,…

Mis padres no tardaron en plantearse emprender un camino similar, mediado el año 1970 algo empecé a captar y a primeros de noviembre cerramos la casa y nos fuimos a vivir a Barcelona. No era consciente de lo que suponía la emigración, ni de las consecuencias de los cambios que se iban a producir tanto a corto como a largo palzo. En todo caso si que recuerdo las lágrimas de mi madre al despedirse de su padre y de sus hermanos: los cuatro estaríamos juntos de nuevo, peró la distancia física que se iba producir, era una prueba muy dolorosa a los intensísimos lazos afectivos que mantenía con su familia en Ejulve. Poco duró la estancia de mi padre en la Ciudad Condal: el 11 de agosto de 1976, durante sus vacaciones en Ejulve al que todos regresábamos cada año, un inesperado infarto acabó con su vida, mientras jugaba una reñida partida de guiñote con unos de amigos. Acababa de cumplir los 60 años.

Sus restos, junto a los de mi madre, reposan en el cementerio de Ejulve. Han pasado ya 40 años de su muerte, permanece aún en el recuerdo con emoción pero sin dolor y, cuando ya me encuentro próximo a sus 60 años, he querido recordarle, manteniendo su memoria con estas líneas que comparto a modo de homenaje personal, coincidiendo en el 80 aniversario de la Guerra, el episodio que marcó, de forma indeleble, la vida de millones de persones y, entre ellas, la historia personal de mi padre.

Ejulve a 22 de julio de 2016 a las 15:00, hora que figura en el Registro Civil como la del nacimiento de Teófilo Domingo Calvo Terrado en aquella fecha del año 1916.

sábado, 30 de enero de 2016

LAS VIEJAS POLÍTICAS DEL MIEDO


Texto del artículo que publiqué en El Periódico de Aragón, el pasado 27 de enero, con motivo de la celebración del Dia Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto. (Intercalo en el texto algunas fotos actuales tomadas de la red)
LAS VIEJAS POLÍTICAS DEL MIEDO.

Una parte de la población civil, entonces y ahora, se organiza en ayuda a los refugiados que buscan protección

Juan M. Calvo Gascón*.

En varios de los encuentros con jóvenes estudiantes, en los que habitualmente participa algún miembro de la Amical recordando la experiencia de los republicanos en los campos de exterminio, ha surgido el problema de las poblaciones desplazadas en la actualidad, la de los refugiados que huyen desesperados de la guerra; millones de personas abandonadas a su suerte dejando atrás sus casas, sus familias, sus posesiones, sus ilusiones… para lanzarse a la búsqueda de una deseada seguridad cerca de nosotros, llamando a las puertas de una Europa que se muestra impotente para dar una respuesta positiva a su desesperanza. A veces, estos jóvenes que observan la realidad, inquietos y preocupados, plantean un cierto paralelismo entre las imágenes que han contemplado, asombrados, en las redes o en los medios de comunicación en los últimos meses y los movimientos masivos de población en la década de los años 30 del pasado siglo, cuando el nazismo y el fascismo se consolidaban y se extendían por el amplio territorio europeo.
 data:image/jpeg;base64,/9j/4AAQSkZJRgABAQAAAQABAAD/2wCEAAkGBxMTEhUTExQWFhUXGB4YGBgYGBodGhsaHiAfGB8ZGx8dHSggIB4lHRsdIjEhJSkrLi4uGh8zODMtNygtLisBCgoKDg0OGhAQGi0lHyAtLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tLS0tMf/AABEIALEBHAMBIgACEQEDEQH/xAAcAAACAgMBAQAAAAAAAAAAAAAFBgMEAAIHAQj/xABEEAACAQIEAwYDBQYEBQQDAQABAhEDIQAEEjEFQVEGEyJhcYEykaEHscHR8BQjM0JScmKC4fEVQ5KisjQ1c8KT0+IW/8QAGQEAAwEBAQAAAAAAAAAAAAAAAAECAwQF/8QAIxEAAgICAwACAwEBAAAAAAAAAAECESExAxJBMlETYXFCIv/aAAwDAQACEQMRAD8A4wTBufli1lHBnUQF3M8zyA88b0svTsTLXEiwtzAJP4YjaVtAI3kC55YkqiZqQ/luegnEYYiOUzHQ41St5x7QcRvJj58sAyZKpBBtfpvG/wAvyxYy/j1WEAFhO49PTFN0DGPLE+WplSJPOMIRJRaTfn+oxuikjEYpkPHnti9SI07cz9DhDI1cnw9Pli3w2oRvy+7Fbe+CnZ/h713KJE7+2GgY49neIrSRjGokAgbYY8txXXZVAPQn67YH0OCUkpw1MNUMAnoYi3QYFcP1U3alWAJOwnYbSJxtCd4IcA1xRWO7rYSfFy9MUKXDKrKWBEN57j2wRymXpOSraUZIjxJLCJvIkgnpgo+fpKAusIWso3B5fqcKbkgikxYo5KqhUhoBI2MTHLzwfr5uoAIpEz5/XA7P8bNI6WYEDbQoOLHC+IGqJVjPRhGI/JIrrFmzvVq0yNGm8bHHmWoV0EKOfMHEOf4jUSUeOvgYbe/PE+SzNSopYQFFgGPiY/QYX5JD6RMBzct4QBNjb88QV0zZtPyIH1xMe+MkUhq2BkbfLGZmtVVdTGnqW7iRIHphfkl9h0iDqffm4lm2nUBtbrjBTrtEPuYs5NxuLYo57tACQYNtot67RvipluKkDTTGgdAdzvN5v54O0hVEK1eGV5i5nnf7+mK9bJVlBLgLHvq9MV/+O1jINVlna1z8jiE5usQTJciBIJ2wuzHUS5SyjsJuAV1fDaOkk41ocOqMpeWVYkHwwY6XnFM5ioq+Ln11be+ITmDAGqenUfPCthSLOXh6ZZqulujTf08sVmpE21mTyvA852IxE2YIAksYkWxJl67RIZwem8fkMO2GD1aEOquQFIHiAJjqIxHG8q5Att/vyjHlWoSxJZjIg3PrO0WxvUzQO7EDmb/PphWx0iJaQNxqED+nn92NaVB2Ejabm0geQONlAgLqEeUyMQ5mvSpTEFj0GC2GC1Vp0yvhZiwiSAsT09MQVEQQNiTaecbn54q5PMC40fFvFvwxJl2TUQFJIEjUZmOQwZDBHV06wADE7yJ98YzoCQzAEH+nlyxvUrrABGkb8sa1GqMZWXHVWJHphjExUkgMYv06+mLK0VQ9QPO2IsleYBJ53HLyxYrOseY3mbzz/wBMUSiqp3MbT/vjVyslvLG9Ktew3GN6lFrQsgDkLeUn88IDWlTBvMH/AHxOr+He+oAz6fr54jqrsLH05c7dcWqdIG8iY2teev34GBj1BKjnsTzxKsRsbYzuIk2MDf1+/EtDLFhqUGNrA3OFQHtOlKExtc4e/s0yX8WrpN4VSbDzj6YTaeVzCEkKVgEzFgvWMM3Z3tK6MJZmAUTIAUXibeXXB1dYGtjxxSroKhV+KZboeVuc4WuIuUzJq1L0jCMQbixOw88X83nilOnTd2ZnJMKPEVm0wbcsLef4YFp1HNg1bSok7byw+mL407wKTCWRLgB3R6ylSUIdbKDExNuWDOWOXqhG0rN4B3Bm49ZwgivUosRBcBtN7giZK22B33wycF4wjsXamTX5lEMRtDX3jn5c8aNkDKmRozOgX/VsThaEQf3fIFjE+l4x5SYsuoSAeRxvpVhBAPkcQ4fRSkCuIcBLgGnHXUvPAavwyqhhk32ubnr1w2HJALppM1L+3b5G3yxRbNVaICV1NanP8RdwPlvOIyhgbL8QdB4iSPhgzPoL9MeZ9KdSnYhPFuRPsYvhgSlRqCaTD0Pi/wD6GBWd4Q4I0g+wZgfWcSMXMxwao5imVI8jiwOAVwohdJsCRf8AHBKjk8zTsH0RdZtfzt9+LH/Fa9MqtW3nIgj1AgYLYqQErcHq0/G8hYsTAv6TgbUrSZJgDkvPzwU45XbMMG2EWBaduowJqZLRJnwnnPXFL9kv9FmlmEfwzBmxxtBGomxHSPpOKuU4cqsJbc7wYE4vPlUDg2qW/laC3Sx2IwtFAts0fiJgb+uLeX4iNwTi+vDAxm8nYMAAPTe/rjSrwoKWaNQFogW5z7YOyCilX4qYsBtAsLfTFasyMGLMS20cve++CX7OoYN3cLsJN567RiOnQpjxQzLtcx5TgsKIMpVpTLRqNrg7R5bY1zTLqsQAdovIIuJN8SHLknUyGNxaJ9I5R0xEzJqJ0aP8MmMAGjZYIQUJBW8zael73xIxUAM1BSZ1fEQT7A7YHHMeK5JGwE7DHtUTbVGHQX9FyrmlaSaYIP8ALNh0AjEL5lUsaarziG25YhDFBY9L++Ln7Ux3Le04VDsUKbg7Dad7x740SobyJ5Y8SlJGkc8TVcvAkj/Q4AI6dGWJiAdhNsXMzERJj5jFXvTYLc4npUC26nyw7Cjf9lVlJVhvBkbecY8KNAaBteJ5Tv542oUSyELeLm3Tp7YlyckASSBJI6bcsKwotZFdSklNWqyztrbbnzjHRuzOVc0qZKJEcxBBFo2xzPJ06hqpTXUCzDSvK5tjsHZug6U/3oOo3Mmfb5ziWOJs1Gm1Q030FmWCpYSRfl88BMzwhKOZp0FUmlXDagdwdpB6AGfbAbtM3d8Q70K5UMjMyiCCSJXeNhaw+I4YslxepUq0Gmk3jYSBZlb+UE3kCxtyw9LAy62TRX1CSYAvcwMUanB0NauW8Xeop0RfwlZYE2vt88MubdeS39MIXaPh1c56nUQs2tfEFIEIDpO5HX64qDZMkQ5+pqZFSNZDCoxOm/IqJgDSAJH42A19NMBZqaiDq1SJ6R9f0cW87RrU30VaeippgKxEsCSOV9ticFc7kKb5XSHXvaUsFZmNgRNMyImTNotjop1kyeyLhXH647pD4Katc7yCAYJJNoE4f6VWnUvTcMOoxyukGqU50HQDupIAJnwyQZ6+mGzJ8WqZMUCtHvBUGlwE1MDGwkTMCeeJUcWVJ5oa9ZXfbE1Nun1wq1+0mXNQ1K9M6Ft3dQEENNmC2IONn7b5V2mnTZRIVhqAEzEieUYGkJWMNfh9JzLLDcmWxHoRiZjXC+B0Yj+tb/Mfljzh2boZliuXcsRzaNJ8p5HFjNhaVRKTOodwCqyJM229bWxDgUmDDxDxd3mKZWba9Pg+d4xBW4Q3xU6ileU7D7wcHHWJVh5EEYHnhQUE0qhpqeW6yenTGbiOwDW4aCSGpIx6o2k/TAnOcJUC3ep6wQfoDhqr082AF061N1qUypMbX2n2xPlcvUdSNS1F2IMyPyxDbQ0rE3LZS4AqhSOqf74hzPA2kldFQA7rv8jhwzHZtTdJQ+d8VafBKgiSDpNgB+tsPsHUVkq1kEMpC85QEiPefkcaPxmobbg/4QI8rXw0nL1VMQCW5EgA25dTitSyDTqZAAOelZuI6YLQ6YFo8eYDSY0DYcxiLL8WcyS0LM7sRHQDBPMcIpC4Q/jik3DKfLUL9LT7csFoKZpWzVN1tVctyWCIHO8xt5Ygp5bUNR1QTYkSPnNsTZzhgqAKGJAsFFt/a/zxWqcKdZCg22EyPvwYEePlViYBjcDl64xcspJKugjafxtjRe9+IAzf8tiLk4iXOVWkJyN5RR8pGAMGyUgDOpW9D+eISoa4K+8fniRtdRY+LmYtA87AfXAsaRZgJ8zh0DJ6HZtwAy03bqfDA8oBnGy8Cqn+Mvdr5g3+uHStnm+FGUGLHYR788eOHOhnq6lT4lEEE7wRvibZdCpw3giNUhiQqk6dN5kbGdr4Yh2fVgUu3RrD7sXcuFqPqACzsCoF+oEX/wBMEcplWJ8QGnkPzEYWRivwHs1Bao6lTLeUi4I+/wCmGLhfZmhSqLUpiIWGBvqkCN9rjB+mgiMb90u+AQk9tqqZQd5SC9+5hLDUqfzMtrQQIJ2JwIy/baq1FwakvpULIFnkSbAHabYt/aRknbM0mHwGkVm07mYm2xwtcWyq06i9xLL3eoSDqBG56cuRPTljaCVEyT2OnEKBzrpUpwqrT0940DUWUgkJ8UAxvGPeBZA0iMtmKVo103ESuk6u8U7xNjywk8Hz1V2pUA5AXxXMT/hkX0x9+LfaTilSpV7xyVUgqg1SUQNpIt5hvnhUyk6VnUmzVOpZHVufxfd1wD7QnRUovrAZVaFO24lvw98K3ZrjCUHpagtXfmRpX0ANyMF/tH4VUqK1elUhEpwUvqILTFv1bAkJ4BmZzdGtVq1nMloRWNzq3JVZsJsMQ8W4mtVjoqVE1UhQddIkkW1ESZJFv8onArhQDEaVT90oZtc3aNhiXNnvqvfKgVdB2J+Jd9+ZBA9sXFsUlRZoVq1Cge7dWQqI3DWkfCedzcHBrsTxhQZCotSfCCAdRG5XVJ5jC8vBqsKzOoXUsgkkaXBAPzBEflgl+2ilTCoo1WYD4tHIuCNpnrthqbRDhkP9u+OZWvlqSPofMhyAynxKvnAuDtHUYFcE7N0nVajldJ07MAyS2mWDRIHkTvih2py4FTLZdFQaiT4YIliBOoHn54q5HjoVEQklgIIWxBBMAg7xAM+mG5ektfR0SjwSjk6qhHaGH8tzAO8m15iY9sHs4cs1F6r1WptSH7t3MmmSIGmQRfaRe58scjzPaWq1RaxaW0lTp3C6rTqsWBJPLFbI8azAUoAWpteGEqQNzBBFtpHTBF4HlDvX+0akXUaSRpGokgXG5MTNre2KfEOIOz1EaqERgXps06b3AlZgERy39Mc7zNPXUYrCLJYTO0TACi0mwtzGDXBKqVcumXrOEBclXIkqoi17RJPPDV+A0jp3A+NqaNGlpgAlNWwZ41eHrqufbBpHAMixwoVcwab5cu0ZaV0Msbgbt57iB9cH8nxWk6tK1hpfT3ndsabCTBBjcCAR15YzlVlxg6sKd56YjrtYkCSBtO/lgeub+ItTdKdyryGEASdQUHSTyk41biVPuRWLjuyAQ1xY7cuc4ik9DeCXK1WceOm1M+e3zHPEtSniOlmgQGUkA3BxL37dfxwuo0yCpR8vpiB8sp/lGLvfdQMR1WU7WPmY/A4VDsHVMinKQeo64F5nghjwt7X/AAwxMg629cRPAFjOFQCjV4bXBkFusc8QsHiCkCN4kknDdUkCWBHqIxVrOtpwUFCdVrNt3cdAAR8+uICpYyKY87c/fDjWZV5gSbSRiEU1Nxz6R+WDIupSy7apZ0tpZVB3mIBIxtkMpo1sasiZHhA0iI/PBLheSoxGhREgmI9p32gzzG2N37MUjszRHM2+eEWW6CLYgyfX64t32wLTJNQjTVXT/S3nYX36Yv03cWZYncgyPeYwATUxF9+frj3UeYn0x46BhEn64p8U43QyqGpUaBq0gC7FrmB7DnhoQF+0nQMotUswanUGkbHxeEjztf2wEynDGarlw5VjCysQCk6nS1wYbceeD+e4vR4hksxTpqdfdsyq0EhgCVYe4wpZPjoqJTcroqT4WX+rkDPIiBvi06WSexb7Ydn6WSzIr0Na0CConxaaigys9IE388COOdn3opSJYOaqiov+EPJAP44ee19StmuHGaCI/eppVLk/ysYiZknrYYZM72dpPTVYJbuxT1QDpgWPscVKX0JO1Rw05uHIVQNMj/p5+tsGKPaGo1F6ZBKVBeTexBJB+U4q57JLqcpcqzA2tKkq31xNwbgNSurMhCOsqtvjYgsEtsYBvgTtCf8ATyhQYVWdZCuPECpJVTad7jFepljRKU6hF4qWNoYARfnGJ+zauNb3ghqTE/1MCRf/ACnF/t1w1g4YAsyU6SvAssqQdXuBH92LkknglNsnz5ovRIRiHpANTbmVLBSPff54D9l685kBiI0MD0IPI/rliThdU901YqCFOgmAVGoagGG/xJvMXxZy6ZRlWpWC0JAiE7xmjchDYDkCSNsFWF0eV8q7ZikSy2cIoDS2mC0m3QAe+KX7MrZstptrkj0uT+uuGbM9maT5YskgBHzFFhA1hgBB5+EoRp5E/NMyFappbRdgpG0nTbbzwqdUO7ZZyLhjsqyZLGT1bTHtOHHg/FkA0FFV6dwaa6RoaBeOhYHqRInHPqdZ1IBGkcwRHvcTi5ls6QS4ctEAgWlQVtyMSAMVHtCV+F3FxoZ+LVFbMq1AKjM5BKMoUCASJ2i5va0TfAXN0wmpHKlaTypXVHiMGDtBifa2Kn/EStRSEb+ZWBJ0tNvQEC0+mDGay4qNoQeECFp7jaJBB8V5jBKZMV9IKJxdHpCgabJTTx03vHiJ3m5Etv5Y8zfFqwoGg1UqANMAKZFt5MwN4HlfFbP8PbK5fLvWCzVnZxakDJEDmSefSLYq0MrTam9dqn7u8bAsBa5PnaN9sc8smsUvWXuEVlNTu9dWprQgMh0smoETcwQJmJgxsca9tuI0QKVCjUdzSPXyjxHYsPpgdwjiJquAKgp6b2UBNUc2MQDte2IO1OQamVbcmdZ1BpNiCLyVvAO1hioprYuTq4px36OXZvtGClFHG/h1EydW4n1/HDTrBPT0xxvJVnBQqw0kgHoGiw8jb9RjqGXZyisRBIBIPI88aRyYvCTsIk3gXx41SN5GBwzqzGpZ6SJxOtXDcRdiXUD0OPO6FzEHmRY/MY1ZgemPQtvig+c4lwKUjfvxF7+uI62hhF19In574yhTZ2CiLmJmBe2LC5KmzaFqqSG0OAQSjxIkbwRz9MT0vRXYFVuG0jYKhO8kSZ98bLRMCItiSrmaK6QzMCv8S4WD8PQyJ54lzGbyKMVaowNibltxMghSIjDfCwU0y5k8uACDENuALbfj54sIgBAAgAQANoHlt8sVybz0339uf4RiwrAx15bYwo0NqmnmvLy/2xFS7pgrqYkSulgJG+2xxINXWx5c5vjxqQgEgeciScAjQpJ+LlNwJ9eh9owN7QcFp5mloeSobUCGiGAibyOe2DNXUoOlCediFPoJxp3wOrUr7REHb1XnfAAu8B7MfsrMaVUszLpIdQVgXvpN8J/F+yxo1hR7wMO7qVwAsDwhm0xNtox0rL92o0K5FxGpgTzsSb/P64FdpuG1KmZy9SkupFp1FqQR4VKwJ8pMY0g85IklQZ7OMjZajoP8g/LnbfBNk8pA3AEE+htgB2MZaeVVSwtNiYI5YYqebTfUI6yMKXydBH4o5h9o2WSiabKBSaoH1KTEmdRb1MxbnhY4ZxruixAkOU03+FladQ89JI98PPbnKpm8wlIkA06PearBIlraj5LjnfB8qtQpTfWaYaW7u5EiLCJE2Hn8saLEDTj45ckqQ6LVppmqiBQRVrUqgXlFRGZ/+4sPfB37UKZXKBwo8NVCSN4uAPO5GBfZzIZWrmRUDBpRQqMfEGQAA263taBGHfinCv2g0xUnQjioV5OR8Oq/IwfbE3kmUeuDm/YHLzls2GWB3iBwwBsJgEMOvXCZxhya9S38xAAEW2EAeQx03OunClrNWD1Tm6zMqo0ADc6mP9w64T+JcdqZusKdNXCKsooIDtAJbUViecL0HXGifpnXgf7F9padDJjLZlChNRyjMIhGUE2MG78vQ4TBlqiECm6wswwdb+kmw9se5zNeIJ4dCTpVgWiYJM+ZGKxzUn/k/wDT/pi41smS8GPI5pn8OYRnQDcsCF/xSByPW04AZ6morMqQG/lgBQ29mG0m21r4s5aoClUaaXwQCsA3ta84tdoeGvSrUKsfxRTZV/lBMXEcpBEctPpimxRRPWybMlOmhAAYazIsTYHawBthjpZNDTpNZczTBRwps+i2o9H2kixvhk7LZjLRoNGlyksgLMepJF8Hc+EogVaSIo1+MAAAhzGqBzDEGek4lxixKck9nFO3ufNWpTGolFUwNrk6iSNgZMe2FcVDGmTp3iTE9Y2nzx3vtZwLKZzL1C9NVrIjMtRBpYFQTePiXqDPljhFCtqfVUuW5236nE00i77M2ydcKQZiN/xjBfO8VrpoWqLgixVSWpkSsGNoJ2/qOBmczNIUyip45uxCwLzbn92ClGqzqhVo0oVtN1b+Ugcpn532GG3gpQ3QOVGQiZUMQyrNrEwbHcXE+fniTMcZqToNRiiyAuo6R7bewxs9Y1kpU5kgwsXN4Avy/wBMe8Y7L18sUFVDFQEowIYGNx4SYN9jhKVIUleCzwjjIDqCs+IC3mQLeeOn1KEY5fwHhEV6T1QyotRS0jkCDsbkH8PPHQ852joJ/U3sB95w+1kqJMXYYp8W4iyUmZTBEXtYTE3BHzxvwni65gkCmy2kElCCJj+VjecLn2i5RyKRDRTBIb+4xBjnYNgbwCWS+3a8l5C6gFCwpCqRuSPDMnrGKvDOLv8AHTsGcEBjeJK3jynCXTqVUcoLxabGZAPPBHsyuvWjHQqEk1CbgyAFuYwoumaTdoYDmmLnWLG8A8rdT/hxaqCjbw1GJEkjRE+UzGFPjGdNKuUUhwAL+ZucE8jVptTVmrqhIkrEx7zjRSRi4v7OqCq3KI6ydse06MwVOk8yADIvafx3xirHLfp5/wCs4l07xjhOox6BIMNBixAEjnt69cT02FgSZsSNj64q6jzYKDcEb9TvbbFnWADqiBv6ef5YAJhRsP1+OPXA5z9MQFh535ifwxrRqBhIaRfz/DlgETNTHMT64r5x1RGcCyKWbfYAnlfljyu0XZmA3kC1usi22OZ8d7Z5mqrDLQtNpGq3eEdZgBZHlI6g4qMXLQm0i/2D7V5uvmRTraGpFWJUKo0QCw0wJ3EXnC5W7Y5rWfEsA86VINHnCzPl1wX7OM+SUZkhyrkCnAkEG7Iw9LytwVFoJGAPG+FM1WrXVkCM5e5IIJMkRB2JxolWyd6K2d4tXrfxamrl6ewGIKVU6d1F7+ETyuYH39cWV4S5JllU269J+szi2OCooWaxYmSdKG2w6mZ9OWD8kSlCQX7MGqM5TKSU1rqgwYMAmByvOOxIY36fo45L2Yqfs2fQkiotRAoIEMJgGRyIMnzBx0ftRmDTytVl+IrpWOrWt6b+2Ju3gqTwk/BH+0bi1LMPRpUAar02JLDa8SvnsJO1vkIHD6NCv31WoCxprCrOpWgq4YC0ERHqcDstnGoI1SF5qJPinbbf19DhbasWJJJJO8k40ijOTWkNfZ7hT1cxWpq1KHDNSD3BeQVSxBWVn5YC5urmdTJpWkVOkppMhgbi8n64GUWAYEsV6su4GGzs3wpcyAoddaSTfSCoJvJ3NwLdPPA1ZMX9lTICrV0oKTQ3hdyW0WuSJtq9OuDva3O94clQUwUFUmRFrFRPMSDbFjimfWgEVm1BFChQdudhymemK/ZClQz9bRWRlZDqSqKhEGRCOptBg3Ur+ONIwb0TKSWzxM0IkkofO31xvm+O1O70CrIYqsSNpEn2GCPbDLJRopXoI3iYo1NmnQ6kqwmJIkfQ459X72owNw/UbAeUcuUeeM2mnRSpqzqPBuPAlQx8QsGJt0k38+czGORd6C7tpUgtIttcnw3EYZMkMxqGxW86YDRFza4PTC1mMmaTshvpNjEyCJVh6gg4d+MVeogzhFvCF9AR87mT54M8Pqjv0EwrkgAW0mBBjbfAjOoPDaJE9MXso37zLkxEmD7CR7HbzJxXgKTTtEFenUpuZBBBiNoHL6YINmnjvD8dgZANrgETtt05nBbiHCFdhLEOYEgWnrtB3jfFfifDqhGkAMxOtmJIAWNIWAbkwGjl74imy00CqudqndjHlYHEOgkzf1viTN5Ssl4lYHiAgCTpvz3wV7IBDX01UVwwIBYFtJA1XLSALETiayU3g34Nm6tKl3tGDoaHJiArad7/ANQHzxQ4xxqvmqrLUgU6bNCqIAIJFzckkW8umHHtZmEXKOqlROmFBH9QNh7YQ83UJCPN3JkwBOmANvL7sVVOiG7VnpzwauNSqAIFhNgBe+58/LG/aDKqyLVpDu+8GqrS7zczZ0U3g3MXiRGKqZZnI0xO0nYTffyv88ElyVBDL1Gc2tqAURYAc9saxheiJyVCyfhPqAPrbFmlTtdv18sNFTiOXZQvc0yFAANgQeswJNufTFKu+V1GFHzH54t8L8ZC5PtHbKX6jGyA9Pr9+KFKswgVBfbUvP0gyPTFyhU8MiTa19/n74886ydRz8ovHyxikzMffv74jqPzmD5npjZXJAiDN9/xE4QEjTIgH16fXGAwdzfYW/3548p1TzQ+e1h749rPEb/Inzm2ABe+0TNmnw/MMrGW004kwNTBT/2k/THLuGVdLWJEEbb2Ax1XthkmzOTq0l1M4iooCFdRU6tAnmbxf/XlAFw4BUOoMGBcWt8tsb8bwZy2NGW4k7VKIDeCiDpD3HiLSbc4AvynFTKvVzzVEpoCR++iY1JqAK3tsR0xFwLNBTpamG1fzExEwN9ojFrsXWOVzjIbMKFSmuqZ1SjKf+kTfFTXaNEwk4uwR2gSrlqsONDOC5VjeCYWQrWNueK2TfMVnIVJMSGnSFG03Nxvz5YsZvJhsw1WtLAuwbUxmxjeCZAI+WCPBcmECsraoBg83Ridx1B2iNsRHjTwbOTWWHuzdNqdVq2Z0eN0AtOiIRQs7n8RODX2oV9OWpqCfFUJPooP4kYAcPp0GzIqZmq7inGmkAAEbcMwBkjzEz9MNfaXhTZpssyQ1MMS3MaTBnfnpI9xgeCaOLcQapPjDW3nedpP3YoVGjDJ2zz7HiGbMqR3mmAPD4QFt52v5zgHlcoagLg3B+EI7enwqR9cWpfZDV6PMnlgwHVjG+3+mC3fjK5j91VFTw/ENpuI36RgSpbYKZHxKJ5bjry2wXocEUCqTVUNvTUkAsDDXnyMeuFeaBrGAl/wOrmMnVzilNVKsqtqMSCLkeep0FyIAOBPDeLVMsTUWJMbGQY5MLz9PXGuQ7Q1qFKrQXSadaNYdSYggysEQbD5DFrgmWFSoKRUvqIWFNyDAJHtfGjnJYWiVCLWdhTM9pKmYpLTjx941RlIOkapusGYOo414YtYOGZUZQbjSY+czE4eeOpQFGslOgKb04VrLqWGFjeYNtrHCrw/Od20sCyT4gNxNiR6i0c/kRKbClWCxR7OvnR+0Flpg1HOiJsCVmRHnbCZ2wyxp5g0jfuwEDRBYfECR/mjHWEy2YSkoy6gpEh2NiCSdQFiDBuI3nHMe3iv+0HWQXKqxK7XEfhgWWPwG8Cyis4L2QEFjE+Hc/Tyw0Z2nTzVRalIMEpOIXuwoh9NyZmSV6dMAeBsCtSnMHQxHn4SY6XIj3xBwjOkZimzbTf5RO+NHVEDXms6wqtTgFTEAzGoAEixBHLbp5484hmQhUH1PqSBg/S4LTqZwMamii1NXBsZclpj0jn1wH7XcF/Z6jd42pNINJl2e+x6EQbXv6zjNy8LQtcT4rukwFJC7c7H6iY2xSylcKCYJY7EGBH65YqjJmsTe4uffFqjkygCsD5H8MS8ovTNafDq1Sm9YKTTpgy0jlcgYrVKhOjoJMfP8sNv/wDozl8pVy9NJaqGGomAFcQbXuOm2Eyo23uPvw0lVkNtujarXLgKdhsP1z88RoQOQPriOkbk+2JqdB2EqpImJ88aRlSJayZ3l50r6RbGvff4E/6ca5hChgi46Xxoqk3APyxXcXU77QcxKurAi1hBnz/DFhVIvPyW/tcYhp1wRHM3t8ul/XG4r2N55eZPlta2PPOondSRv7R+Y39sbICQBPlBxX/aU5yDYc5HTbHtTitOnGtokhRPMn1/1wCLCgxDGeu35fliTvOU/rpiu+auoA1TsdQHy68+eLDg/wAoUmPM/oYYEtJgAPFP3e2OKdtV7rNVaKE6FcsJP9YDkegJMY7UtUhfFC/KPT9Rjkf2qZbTnNfKpTVrdRKn6AfPFw2S9Afs7xF0rD94yg2kEA+V42m2GPh2VdcxmMzVkp3ZIZiZIJVgR1OkR6DCnw8sppPFmBAtvDEGPO+Os1cyp4RUqbg0CnvdL/PyONW6polI5BxDPVHrs7SuomByjlb2GDnBM3+7QNaNrGN4Fx5ADAbjROim3kL+cYZ+xTiApAusXHXy/W2NFshvBpxjPqM40hRpRFGkGNtRMm/xMQZkEDYYeezOZBoKC60wPhEsZkzEBhzMY5z2roxmFaI1KQb/AMymGH1Bn/Fhv+z3iQDlJkssc7EX/DGPJ8jaPwEPtbR7vOZgagwNQuGAIBDeK0+sc9jilkq6KhmbmT4dX/3XDh9sWVjNUHCktUpweeoqYAAF5ggeciNjhHbaPwwPKFGrYU4Q6tXAVtAYaZKhRPoCeg54P9ouFsiU6ttDFEtMiEHIieW+F7szxBMvVNRwWGmAAOcgjmOhwy9ou0bVkNiiEhtNpLeFb/fvgg6m/wCESVxQvZbgWYr1P3FF3848PuTbDpkOyjUEQ1lsQe8NIhytzB8N9jywpUOJAeFnqqp3CgAH/vwSyfF6NKe77++8Pon1jA5cylcGq/YnCLVMMZPJtmK9bu8zTZGFhUZxUgDYSLxtvsBhdzGVdWKtUJEw2huQ3H6GJRxKkPhy6n+5mb7iMbf8UJsKdJf8kn6zjSM5J22J8cWdQ7LpSSgqUnLIOrliJi0kmPQWHTCF9rvC9L0q6jwsDTbyIlh85b5YNdnM7KkvWKAfyokE2HJViPbFbtllxmKOmmcxUfUvh7swBzJ8In/XEt/9WikqVCN2czI/bKTMQqNCknYQmk/rzGPKPDHo1Cai6qaEDWp8LTtBj5wLGMWuGZbu8x3Yp1KhQgsq2IsCSbWgm1x64exXpop73Ls1MiIeoOfKJONLRFMQuJB0KLqbQACu0kEnn18yNotyxNx7O1CqUnqNU/mWYmwiIAA29/Dix2iYV28AWjTRfCs2C89rk+nQYauA8EyT5Ne8PfGdRKMVZTFgOYMwb745nV2dKm+tHJ3Dbr+WCfBp1jvAY8zb13w0cU7LU8u3eo5q5ckKxYQ9MmQNcCCDB8VvTqtcZyQoZjuxdSA6yeR/2ONlFSRg5UzfjuRmprRvBAJMrY8+e2BtLhjtTFRQzC5Ji1lLHlyAxf4g8hip0lWB9iBIwNz3GqhpikD+7XZeVvLbC7VgajeSmtQbYuZLPvTIAhhvp3+7FHIrraDzxNo0Mx1bbdZ8+m0+hHXFKNkt0T5rNLUcmIJhoG3+/P3xB+0ItjipJnVzxL3S316gZ5Afnh9Mj74PoJp2m3MA/diBmbaBBMwV5DeLj54Gdp+PrkqSuy6ixhVECTzM+mFjhPb+o1ZO8RO7Y6fDIZSbSTz+WOZRbVmraQ/ayBqKgwN5i/kDtjKVdWlSdUbzB5fLpiVagbZmWOdgbzyIviCvlixX96D/AHoh+4D6HEjPaPDaQiKYEGRPInciNueC1F/MH7/rgJlsjXp2RqWmZuHF/wDqPyxsXzYaVWiZ5jVP44Yg0ah8x0gX/HHNvtep2y7zPxoSRBnwte3r9cN9fi2YSdeWDj+qmwJHLYgHC325zBzOW7sUMwGDhwTTIFrG8mfCT+hio7ExHr5kNk8qo/kespMcyyuOfRhjoPAczq4JmJhoWqCCNjE/fBwoV8lRTh6IHbv+97wqVIsQEKz5AA4PZNaLcPrUVhKrCRqEXteb2tB9caOqEImcvl18m/O2DvZPMAgHYqSCPI/74D8byj0FWm8ajpYxtcGB12iZxDwXjL0XBQKSVg6hN7wRceWNE0ZtD7xfgj54McuaZeiw1IxIJ1CbEiJgc+nKMGuyvD6OTp/vKimu3xhPEUH9K6Z5bn5Yp/Z/kBVovVqQCzQWCrLECdTSD4pYybbYZzlaQIJPKLsRPyIEbWxlN5Lj8aF/jnDFrZgZoGodFIrTTuqsioA0GywBLA+o+SLkuCkaqFUaXFMEbyOY88dYf9m/malz+JlNuR8U4592l4iq59+6QFUUJ4Y8RAkmwibke2HGQNC3wdSfE0nu3uJ53v8AMHG/aU6WMG2oi22/5/di32dZHqsoEa6vwzJAj63nB3NZWnnK2aMMFEAFVkg6xsDF9KlfQ4cnVAlsTtc0QSb6x/4/6YyoGjwgk+QnDdx3geXy+VqNSqs7DSULDSwlgGUgeE8yDywljMVT/MzDzJnph+WCfgUVlNMFzXFSLgCmij3JxFSLf1CeuqfunFzsxlkr1O6q0mKFSWIYD62i+D3FuELKqGRA1Q+JivhWPCCRf9HCTt0wacUWuzmbqUYBqIlN1BY6WYzEqAAOhwZPHKU/+oY+fd2v5FTt+OLNGsUpJp7sqAoDaxBAEAg6eYjc4hr8ZgH95Q//ACD6wMS9giCjxfLiStdAf8VEAn5AE4B9oc6GYBaiuo2KiFv7nywQzXEpECvRB8nJM/5kIwpcYrldWpgx31A2NhsQAPpiZDRO5BXDBlKndZdOYbxKVBJkCSsC5uo+eFSlXkEdRqGC/AM9tTa62YeRFvqLYlDei/kOIA13oPPd1qmgg/0y0gg+TA+RAwsdsl0ZtUbenTVT8229oPvi7nKBbNuimCCzCZtJBmwxU7bUKinL1KniZkKE7yFPh94P0GNIPNESWLFviLeI7wbgeg04HF+WCz8MqNQeueR2m4gw0jedvlgFjRq2JSpE+WqaTPQ43zWZLMWOK2MqG8YpEslR+px7DGSJPzxCDgrlqjKixzE/X8ow26BKzo32l5Z3yyeGyPJMgkSIB2HO3vhK4PwqWWDJbSVgEkEXPywd7R9uUrK9GlTlWtrbf1A/PC7lM7VoOrCVMwOu33Rjnino3bjs7Tln0i5J9RtFt8SDMydI0+2o/cPfHMsvxtif3jSm8lnEmx3kwQecYceFZda9MOlWqoMiNcwQeuJlxuOwU09DHTUBfEJMcjvzsScSIdMQQfe8czztgJ/wvMCNOYFtgUHsfbEtL9sG/duBzupna8qZxNDDbICL9Z9PljFpgXj0kn054GJxOsDDUGP9rAke0DHr582Jo1fMQhn/ALsMQSqLqsQCOhvhb7TDLlBRYmTfQGhQOWqNgZ2xezHH1RSTTqiBPiptHz2xzXiNT94XZj4iSTzJP4YcVnIm60RfaMIqrt8I2M2vH0jCvl2AEkX1C/lBkfrpjoXFuEirwqpVAl6UMJMsALtFpiJthKoZecpUqSo01EBEjUZ1XA3Itcja2N0ZN2dL7AIjZVmJDA1CI1G1gIKzEmOflg6OFBhZkXkCKaaj85vHlgH9mFGMmDbxOW85sk/9tsNRUyQD8r/ftedsYyeTRaKK8INwa1S94WFH/ao6Y5z2npd1nio5abkzMgXv5H78dPUGPCRdrxad/X3v1645v9oOX1Z0NSnV3YZ+gI+GLbkD7sOOWDwLPBmbvg6CSs1G6BRvPlBj3GG3sjnssneCuwDNAWU1ddrGDOIPsxZS1VHSRVXfkQN1Pzww53sPSJJpO9ODsRqH+WYP34J7HCqK/GeM5V6T0lpGGUrOhFIPJp8jH0wgVFKAACTfUfLy8sO/Guzr0B3neBhMHwnmI6+mBWXyiurMTTGgaj4o232w1LFA1my79n3deMuG1EAJciw3284w65gUVs4DRuCrNPzBnC19nTaqTMAw1GEAIso9epk4P0M1+0KwDsppuVldzy5zIHXCaoLsgJy5/wCSSeZ7ph/t88a02pp8NB25fDb21Nib/hazPe1jbfvDONRwZOr+1RvzwgNKmZciRlX/AOz88c8485dipEajcdL46JmuH0oPhliCILMZPK5P+mETL5E1mrMCP3I1ECbG4jysDhMCrl6UJa5XxGd9Ox+QP0xb4NWioo6yPxH1GBS8UpsLNB6EEWxLw/NjwupmDOBgXnrl885mJhQdunr1wX7Wa+6oQCxQll8N7xEAySN9wMCeGLWDVMxQYJUWDJAIiRIuDFsMmWrCoO8KBWbcDaecDkCbx1JxUVmyZaoS6lfNsCpRtJEEd3Yg2iwwJfJGlJdYnkenvfHS8w8KTewJ+WOZZ7iDVaku0x6CBP8ArjVszavAY4dmwy6XVI5almfIHC9nMkQ9QqDoU78hN4nBDLMndsCzagZAmx/RwWo0HrZWosaWVyR5iA9/OGwotkrhUJWhOqnBJ+XkIwPZJwQqm5/XlgmaRKVL4l9cM7/C/wD8Q+/HuMwf6BfEqZ7+Evph2+zP/n+g/HGYzFcvxJ49j9lv4a+mNxv/AJfxGMxmOU3I638RfQ/eMTU9zjMZhDB3H/8A09X+0/eMc/zfP+04zGYuJL0MVH/2fNf/AB1f/E45PT/gH1H449xmNY+mX0dS+zH/ANCP/kf8MNC8v7j+OMxmMns0WjfK7H0H3YRuIf8Au6/20/8AyxmMxfHsUjz7OP47f5/vw8n4m9sZjMLk2OGgV2n/AIDf3J9+Oe8R/g1/7DjMZiI7LWix2I+JPbDF2E3r/rnjMZi2DGVPy+4Y9/PGYzEklLPf8z+z8cK/Yb+DnPX/APZjMZhjOVnYYtZHY49xmNJmcdj59nH8HMf3H/wGC2X/AB/HGYzExGyTM7N6fhjlPF/49T1/AYzGYsz9N+H/ABD0P3HDpwT+E/8Ad/8ARcZjMES5aEzh3xY1ff5/fjMZgkET/9k=

Aunque los contextos y las realidades sean distintos, no les falta razón al hacerse ese planteamiento. La persecución a los judíos por los nazis fue paralela al rechazo de numerosos estados a acogerlos de forma masiva en su territorio. Lo que me lleva a recordar al Saint Louis, aquel crucero de lujo que, en las primeras semanas de mayo de 1939, zarpó de Hamburgo, con casi un millar de judíos alemanes a bordo. Todo fue una estrategia propagandística nazi para demostrar al mundo que los judíos podían salir libremente de Alemania. El primer destino de los pasajeros del Saint Louis era la isla de Cuba, como etapa hacia a EE.UU., donde pensaban recalar posteriormente. Huían atemorizados de las persecuciones a que eran sometidos en la Alemania nazi, pero la búsqueda de un destino donde rehacer sus vidas se vio truncada por la burocracia, la corrupción y los miedos de quienes tenían que haberles dado asilo. En La Habana no pudieron desembarcar, pero tampoco en EE.UU. ni en Canadá, alegando que ya habían cumplido con los cupos anuales de emigrantes que podían acoger. El Saint Louis puso rumbo de vuelta hacia Europa y, en los años siguientes, muchos de aquellos “errantes del Atlántico”, perseguidos por los nazis, acabaron deportados y asesinados en las cámaras de gas de los campos de exterminio. 
 http://estaticos.elperiodico.com/resources/jpg/3/2/drama-los-refugiados-1440415485823.jpg

Pero las imágenes que nos transmiten los medios estas semanas nos recuerdan, con asombrosa y dolorosa similitud, la epopeya de nuestros exiliados republicanos durante su retirada hacia Francia, en aquellas primeras semanas de 1939, huyendo del inminente triunfo fascista que se había levantado contra el poder legítimo de la Segunda República: familias ateridas, caminado sobre la nieve, soportando el viento y las temperaturas bajo cero, que buscaban, desesperadas, un lugar seguro donde protegerse. Fronteras, alambradas, policía, y burocracia es lo que se encontraron los republicanos a su llegada a territorio francés y eso mismo es lo que encuentran hoy quienes llegan a nuestras fronteras europeas huyendo de otras guerras, de otras miserias y de otras barbaries: el deseado cobijo protector, ayer y hoy, se convierte en abandono, desesperación y humillación.

Las estructuras políticas e institucionales europeas se muestran impotentes a la machacona e imparable realidad de los refugiados ante nuestras fronteras, a pesar de las numerosas reuniones del más alto nivel, y son incapaces de diseñar e implementar medidas eficaces de acogida que resuelvan dignamente –como es su obligación- la dramática situación de estos nuevos desheredados. Y lo que es peor, resurgen aquí y allá las viejas políticas del miedo ante quienes nos piden asilo, protección y un poco de dignidad. 
 http://lendavant.com/wp-content/uploads/2015/09/REFUGIADOS-SIRIOS-efe-644x3621.png

Políticas que ya hemos experimentado en el patio europeo, que sabemos sobradamente a qué nos conducen y en qué se basan: en el enrocamiento en lo propio, en la supuesta seguridad que nos otorgan los “valores” exclusivos e inmutables y en el rechazo de todo lo que pueda ser diferente a lo comúnmente aceptado, como norma general, por los “nacionales” a quienes corresponden, exclusivamente, todos los derechos. Pero afortunadamente son muchos en la población civil que, entonces y ahora, deciden no estar callados y se organizan para ayudar. Hoy, sin ir más lejos, en el corazón de esta Europa desconcertada, en el viejo y dolorido París, Michel y Marie -amigos docentes ya jubilados- siguen haciendo música contra la barbarie moderna y no cejan en su lucha personal, junto a los colectivos organizados de los barrios más deprimidos, por defender los derechos básicos de quienes todo lo perdieron, de quienes nada tienen que perder. Una lucha cotidiana y desigual, heredera de la que llevaron a cabo los resistentes de antaño contra el nazismo, quienes, cuando les tocó dar la cara, no reblaron ante el enemigo, aparentemente invencible, que tenían ante sí. Aquellos ciudadanos resistentes han de servirnos como ejemplo para conquistar espacios de dignidad solidaria con quienes - ayer, hoy y mañana- siguen pidiéndonos ayuda desesperadamente.

* Historiador, Amical de Mauthausen

Esta tarde a las 19,30 horas, el palacio de La Aljafería acoge el acto central en Aragón del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, instituido por Naciones Unidas.

Enlace con el artículo en PDF

sábado, 6 de junio de 2015

MARÍA FERRER ("Conchita")

Esta zaragozana había nacido en Langa del Castillo en diciembre de 1897 y era una emigrante económica con residencia en la ciudad de Toulouse junto a su marido que trabajaba en la Prefectura. Participaron en la Resistencia contra los nazis elaborando documentación, labor de la que se ocupaba el marido de “Conchita”, nombre con el que se le conocía. Fueron descubiertos por los alemanes y detenidos, A María la detuvieron en su domicilio y fue trasladada de inmediato a la prisión de Toulouse, siendo sometida a interrogatorios, maltratada y golpeada para que denunciase a los compañeros de su marido. Por el testimonio que dió a Neus Catalá, sabemos que permaneció unos cuatro meses en aquella prisión desde donde fue trasladada a Roamainville (cercanías de París) para ser deportada a Alemania en un convoy, formado por 51 mujeres, que partió de París el 14 de junio de 1944.
Factoria HASAG

Este grupo de resistentes fue conducido, en primera instancia, al campo de Neuebremm  (Sarrebruck) donde llegaron el mismo día, tras media jornada de trayecto. Unos días más tarde, el día 23, “Conchita” junto a otras 45 compañeras del mismo grupo, fue trasladada a  Ravensbruck, en unos vagones de ganado, sin condiciones higíénicas e ingresaron en el “campo de las mujeres” el día 26. A María le correspondió la matrícula 43222.

Como todas las personaas que lograron sobrevivir, en la memoria de María quedaron marcadas para siempre aquellas primeras horas transcurridas en el campo. En el relato que hizo a Neus Catalá, recordaba cómo la obligaron a desnudarse y a desprenderse de todo lo que llevaba encima: "La alianza no me la podían sacar y me dijo la alemana: “Sáquesela con un poco de jabón, porque si no le cortarán el dedo”. Me dieron un poco de jabón y pude sacarla, y ya no la he visto más. Cortaban el pelo a las que llevaban piojos, pero yo no tenía y no me lo cortaron; tengo que decir la verdad de lo que pasaba, a mí no me cortaron el pelo, porque no tenía piojos”.

No permaneció mucho tiempo en Ravensbruck puesto que en el mes de agosto un numeroso grupo de internas fue trasladado hasta Leipzig, al kommando HASAG, dependiente administrativamente del campo de Buchenwald motivo por el que le fue adjudicada una nueva matrícula, la 3362. HASAG era un complejo industrial, donde las internas fueron obligadas a trabajar en una fábrica de obuses destinados a abastecer al ejército alemán.

En este nuevo destino coincidieron un grupo de ocho españolas y gracias al testimonio de la superviviente Mercedes Núñez Targa conocemos cuáles fueron los trabajos forzados a los que fueron sometidas, su incierta situación, así como la camaradería y la solidaridad que lograron mantener entre ellas y con otros internos e internas. Núñez Targa recordaba perfectamente a María de quien destacaba su valentía y su sentido del humor, a pesar de las condiciones de esclavismo a las que eran sometidas: “Nuestra decana, Conchita, era una baturrica, mujer de unos cuarenta y tantos años, que no perdía nunca su sonrisa ni el buen humor. Ella y su marido habían facilitado papeles a la resistencia. Desde muy joven vivía en Francia, hablaba una pintoresca mezcla de castellano y francés:     “Arrivaron los alemanes, arretaron a mi marí, volaron las pulas y tuaron el chien. ¡Qué malor!” (Llegaron los alemanes, detuvieron a mi marido, robaronb las gallinas y mataron el perro. ¡Qué desgracia!)... Nuestra Conchita cantava jotas como los ángeles y eso sí qe lo hacía en castellano puro y buen aragonés. Era un poco nuestra madre".

Lise Ricol -a quien dedicaré la próxima entrada de este blog- fue una de las deportadas de este komando y en sus memorias explicó, de forma detallada, su experiencia personal durante aquellos meses. Las internas sufrieron penalidades de todo tipo: inacabables formaciones de revista,  golpes, explotación, hambre,...Durante la primavera de 1945, las internas sabían del avance de las tropas aliadas por el territorio alemán e intuían próxima la derrota del nazismo, pero para ellas su futuro personal era totalmente incierto. Transcurría la segunda semana de abril cuando los vigilantes abandonaron las instalaciones y aquellos hombres y mujeres, que tanto había sufrido, esperaban expectantes los acontecimientos. María recordaba la liberación con estas palabras:  “Cuando los americanos liberaron el campo... Yo los esperaba todos los días. Los alemanes se fueron todos. Entonces pusimos un trapo blanco. Los americanos nos trataron muy bien. Yo les pedía pan. Pan, porque teníamos mucha hambre. Luego nos montaron en trenes especiales y nos trajeron a París, al hotel Lutecia, que es donde íbamos a parar todos los deportados. Yo entonces pedí volver a Toulouse".

Pero la vuelta a casa de María no fue fácil. Nada sabía de su marido, se encontraba en la más absoluta pobreza puesto que, al ser detenida, le habían saqueado la casa, no tenía nada y se veía obligada a trabajar para poder comer. Poco tiempo después de su regreso a Toulouse, fue convocada a la alcaldía donde le comunicaron la muerte de su marido a manos de los alemanes.

Nada más sabemos de esta compatriota deportada. El contacto que mantuvo con las supervivientes a lo largo de los años explican el que su testimonio fuese recogido, décadas más tarde, por Neus Catalá en su libro “De la Resistencia y la Deportación” lo que nos ha permitido, junto a los recuerdos de Mercedes Núñez, conocer algo sobre su identidad y su estancia en los campos hitlerianos.

viernes, 22 de mayo de 2015

TERESA ENCUENTRA DE BESCOS



Abiego. Romainville. Ravensbruck. Neuengamme. Bergen-Belsen
De Teresa conocemos sus orígenes en la pequeña localidad oscense de Abiego, donde nació el 22 de octubre de 1910 y su itinerario por tres campos nazis en Alemania donde permaneció desde mayo de 1944 hasta el mes de abril de 1945.

El 13 de mayo de 1944 partió, desde la estación del Este de París,  un tren de carga en el iban a ser deportadas a Alemania un grupo de unas 560 mujeres resistentes. La mayor parte de este colectivo había sido detenido, a lo largo de 1943, en diversos departamentos franceses por participar en acciones de Resistencia contra la ocupación. En diferentes momentos estas prisioneras fueron reagrupadas en el Fort de  Romainville, desde donde fueron sacadas para iniciar su viaje hacia el infierno de los campos. Teresa, en el listado del transporte, publicado por la Fondation pour la Memmoire de la Deportation (FMD) figura con el apellido Bescos que corespondía, según la tradición francesa, al de casada

Tras cinco días de viaje, aquel convoy de mujeres llegó a Ravensbruck donde fueron registradas el día 18. La mayor parte de las recién llegadas eran de nacionalidad francesa pero entre ellas figuraba un reducido grupo formado por media docena de españolas: Angela Cabeza. Josefa Maranges, Maria Maranges, María Mateos, Felicidad Porcar, Teresa Nihterweitz y la propia Teresa Encuentra. A Teresa le adjudicaron la matrícula 3926 y permaneció en el campo poco más de tres meses puesto que el 31 de agostó fue trasladada Neuengamme, un campo situado en uno de los distritos de la ciudad de Hamburgo donde se le asignó la matrícula 5692. 

En una fecha que desconocemos fue sometida a un nuevo y último traslado, en esta ocasión al campo de Bergen-Belsen. En este campo, ubicado en la Baja Sajonia, Teresa tuvo que soportar graves agresiones de las despiadadas guardianas que vigilaban a las prisioneras. A Bergen-Belsen fueron confluyendo grupos de prisioneros que habían sido evacuados por los nazis de otros campos, ante el avance de los aliados. Hacinamiento, enfermedades, hambre y una gran epidemia de tifus plagaron el campo de cadáveres en los días previos a su liberación por los británicos, el 15 de abril de 1945. Teresa, a pesar de todas las calamidades a las que asistió como testigo, logró salir con vida de aquel infierno al que se había visto arrastrada durante su deportación.

miércoles, 13 de mayo de 2015

ELISA RUIZ GARRIDO ("La Mañica")



Monumento en Ravensbruck
Esta aragonesa había nacido en Magallón el 14 de juio de 1909 y emigró a Barcelona donde se casó. Sus padres eran militantes libertarios y Elisa siguió sus pasos ideológicos en el seno del sindicato de la CNT. Participó como voluntaria en la Guerra de España, según su propio testimonio –recogido por Neus Catalá en su obra “De la resistencia y la deportación: 50 testimonios de mujeres españolas- siendo movilizada en el cuartel barcelonés de Ausias March, desde donde partió, como miliciana, hacia el frente de Aragón.

Con la Retirada, bajo los bombardeos y ametrallamientos de la aviación franquista, se vió obligada a exiliarse en Francia donde colaboró con grupos clandestinos de la CNT de ayuda a los exiliados y tras la invasión alemana realizó labores de enlace colaborando con la Resistencia dentro del grupo de evasión organizado por Francisco Ponzán. Llevó a cabo numerosas misiones en el departamento de los altos Alpes, siendo conocida como “la mañica” y con el nombre de guerra “Françoise”. Fue detenida por la Gestapo en Toulouse, en octubre de 1943, siendo sometida a crueles interrogatorios con el objetivo de que delatase la organización clandestina. Se mantuvo en silencio y durante tres largas semanas, permaneció incomunicada en una celda.

Fue encarcelada en la prisión de Saint Michel desde donde fue trasladada a Paris y a Compiègne. Salió e desde el dia 30 de enero de 1944 partió un convoy, formado por 959 mujeres, hacia el campo de Ravensbrück. Entre estas deportadas figuraba una docena de españolas entre las que podemos citar a Neus Catalá, Soledad Cortes,… Fueron registradas en “el campo de las mujeres” el 3 de febrero de 1944 y a Elisa le correspondió la matrícula 27219.
Vista de Ravensbruck

En el testimonio que dió a Neus Catalá nos ha permitido conocer su itinerario en los campos nazis. Transcurrido medio año de su llegada a Ravensbrück, en septiembre, fue trasladada a Leipzig, al comando Hasag, dependiente del campo de Buchenwald: “allí me pusieron en un trabajo verdaderamente durísimo, en una máquina de obuses, obligándome a hacer 7.000 diarios. Como no podía trabajar, porque no comía, dejé de hacer los 7.000 obuses, entonces vino la Aufseherin y empezó a golpearme con una vara que llevaba –una verga-, empezó a darme vergajazos y como vio que del suelo tampoco me levantaba ni a fuerza de vergajazos, fueron y me llevaron al hospital. Y, para ver si conseguían reanimarme, me dieron algo de beber y al ver que no había nada que hacer me llevaron al hospital provisional.

En la fábrica de obuses Elisa participó, asumiendo riesgos, en acciones de sabotaje y presenció el esclavismo al que eran sometidas deportadas de diferentes nacionalidades., entre las que se encontraba un grupo de ocho españolas. Mercedes Núñez Targa, una deportada republicana, compañera de Elisa, la recordaba en su testimonio de quien decía que era una mujer de profundas ideas anarquistas, audaz, de carácter sólido y en quien se podía confiar.

Era la última época de la Guerra, los alemanes se veían perdedores, pero para las internas en los campos los peligros eran permanentes y el futuro totalmente incierto. Elisa junto a otras deportadas fue devuelta a Ravensbrück y durante el trayecto el tren fue bombardeado. Una vez que estuvo en el campo, aprovechó para visitar a las compañeras veteranas quienes, según sus propias palabras, no le dieron muchas esperanzas: “me preguntaron: “En qué barracón estás”, y dije que en el 28, en el barracón de las gitanas. “Ay, hija mía qué pena me das”. “¿Por qué, si estoy muy bien?”. “Es que las que llevan allí van para el crematorio”. Ante estas advertencias y consejos de sus compañeras, Elisa logró salir como voluntaria a descargar vagones de carbón y patatas escapando, a pesar de su debilidad, del peligro que le habían anunciado. Agotada por el trabajo, fue golpeada por una vigilante, cayó sobre unas piedras y se rompió un brazo y como consecuencia fue trasladada al campo e internada en el revier donde, sin medios, fue asistida por las propias internas.

Afortunadamente, la Cruz Roja Internacional llevó a cabo un canje de un grupo de deportadas por otro de prisioneros alemanes y Elisa, junto a un grupo de compañeras fueron trasladas hacia Frankfurt, sufriendo varios ametrallamientos y muchas de las evacuadas quedaron muertas en la orilla de la carretera. Desde Frankfurt fue conducida hacia Dinamarca y posteriormente a Suecia siendo liberada en Estocolmo. Desde la capital sueca fueron repatriadas en avión a París.

A partir de aquel momento comenzó una nueva etapa de la vida de Elisa en el largo exilio al que se vieron obligados, quienes confiaban que con la derrota del nazismo llegaría el final del franquismo. Una ilusión, como el paso del tiempo dejó bien claro para todos ellos y ellas.

martes, 7 de abril de 2015

FAU ESPAÑOL, Justina Julia

Itinerario del "Tren Fantasma". Livre Memorial (t. III)
La consulta realizada en junio de 2010 al Registro Civil de Caldearenas nos confirmó la identidad completa de Justina,  de quien conocíamos el nombre y su primer apellido, los únicos datos que aparecen en los listados publicados por La Fondation Pour la Memoire de la Deportation tanto en el Livre Memorial (2004) como en su web (http://www.bddm.org/ ). Justina Julia Fau Español nació en Anzánigo (localidad que en la actualidad forma parte del ayuntamiento de Calcearenas) el 26 de septiembre de 1894.

Poco más hemos podido averiguar sobre esta aragonesa que en 1944 la encontramos en Toulouse (Francia) prisionera de los alemanes, formando parte de un grupo de veinticuatro mujeres resistentes que fueron obligadas a incorporarse, el 2 de julio de 1944, a un convoy con destino desconocido formado por unos 400 internos procedentes del campo de Le Vernet y al que también se sumaron 150 prisioneros de la prisión Saint-Michel. Tras permanecer largas horas en la estación, el tren partió, con un total de 576 personas, hacia Burdeos y Angulema donde fue ametrallado por la aviación aliada. Los alemanes decidieron regresar a Burdeos, encerrando a los prisioneros, durante veintiocho días, en una sinagoga. Durante aquellas jornadas, los alemanes ejecutaron a varios detenidos acusándoles de intentar evadirse y partieron, el 9 de agosto, de nuevo hacia Toulouse para seguir un tortuoso camino por territorio francés. A lo largo del trayecto tuvieron que abandonar el tren varias veces, por los bombardeos a los que eran sometidas las líneas ferroviarias. Las condiciones del transporte fueron durísimas: calor, sed, hambre, temor a las represalias de los alemanes y miedo a los ametrallamientos y bombardeos de los aliados. Se produjeron evasiones en diferentes puntos del recorrido y un total de 158 prisioneros lograron escapar de aquel tren que en el futuro quedó en los anales de la deportación desde Francia, como el "Tren fantasma".

El convoy llegó al  campo de Dachau el 28 de agosto donde, hombres y las mujeres, fueron registrados. A Justina le correspondió el número 93884 y al día siguiente, el grupo de mujeres siguió el viaje dirección norte, hacia Ravensbruck (“el campo de las mujeres”) donde ingresaron el 2 de septiembre, allí volvieron a repetir los trámites de registro adjudicándole a Justina una nueva matrícula, la 62477. Nada más sabemos sobre ella. La pista de Justina  se pierde tras este registro y tras la liberación de los campos en aquella primavera de 1945, se la dio como desaparecida.

Para concocer lo concerniente a este transporte es muy interesante  la web:
http://www.lesdeportesdutrainfantome.org/